Medidas de protección para la rehabilitación de fachadas

Como empresa de rehabilitación de edificios en Navarra queremos dedicar este nuevo post al tema de la seguridad en el trabajo. En las siguientes líneas veremos qué riesgos existen y cómo evitarlos echando mano de los equipos de protección necesarios.


Algunos de los riesgos a evitar son: caídas, dermatitis y afecciones cutáneas por el uso de productos abrasivos sin los EPIs obligatorios, tropiezos con herramientas o materiales, caída de herramientas desde las alturas, golpes con elementos salientes de los andamios, sobreesfuerzos derivados de malas posturas o electrocución. Por eso, en empresas como Construcciones Gainza tenemos que seguir a rajatabla toda la legislación relativa la prevención de riesgos laborales.


En función de la fisonomía de la fachada y de la tarea a realizar habrá que contar con un medio auxiliar u otro. Es fundamental comprobar el estado de los andamios y de las cestas en las que trabajan los operarios. Se vigilan aspectos como el punto de anclaje, el doble cableado, el estado de las plataformas o las barandillas. Si para la rehabilitación de edificios en Navarra u otros trabajos se usa sólo la línea de vida, habrá que revisar el estado de la misma a conciencia. Hay que controlar además que el viento no sea demasiado fuerte porque podría suponer un grave riesgo. Es fundamental tener en cuenta que no se pueden utilizar andamios de caballetes en balcones, terrazas y perímetros de forjado sin haber instalado antes el sistema de seguridad. Si es posible, es preferible que dos operarios no trabajen a la vez en la misma vertical. Los EPIs (equipos de protección individual) son: ropa de trabajo, calzado de seguridad con puntera metálica, guantes y casco de seguridad. Si hay línea de vida se usará arnés.


cerrar

Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, QDQ hace uso de cookies. Si sigues navegando por el sitio entendemos que aceptas nuestra Política de cookies .