Cuatro factores que deterioran una fachada

Si en tu comunidad de vecinos han decidido que es la hora de cambiar esa fachada que tantos problemas lleva dando en el último año, elegir la mejor opción no es decisión baladí. La rehabilitación de edificios en Navarra supone una gran inversión de dinero porque se trata de una gran obra. Por eso no sólo hay que fijarse en el precio de su instalación, sino en la posible duración de la misma y en los costes de su mantenimiento.

Dicen los expertos como Construcciones Gainza, que la fachada de un edificio que está ubicado en un clima húmedo, orientada al norte, a la intemperie, enfoscada y revestida con plaqueta, puede durar una media de 25 años. Pero esa misma fachada si está rodeada por edificios de su misma altura puede alargar su vida útil hasta los 40 años como poco.

El clima, la orientación, la situación y el tipo de fachada son los principales condicionantes de que una fachada dure más o menos. Por supuesto, a mayor humedad y frío, más deterioro y con mayor rapidez se producirá. Y son las fachadas orientadas al norte las que tienen peores condiciones atmosféricas que las orientadas hacia al sur. De igual forma que un edificio solitario está más expuesto al viento y la lluvia que si está rodeado de otros edificios de su misma altura.

En cuanto al tipo de rehabilitación de edificios en Navarra, no hay una fachada mejor que otra. Lo importante es cuál puede durar más años, por lo que la elección de ladrillo visto es mejor que una fachada enfoscada y pintada, atendiendo a su durabilidad.

cerrar

Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, QDQ hace uso de cookies. Si sigues navegando por el sitio entendemos que aceptas nuestra Política de cookies .